• El taxi foráneo involucrado en el percance carece de permiso para brindar el servicio público de pasaje, no cuenta con número económico, ni placas; fue puesto a disposición de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oax.- El Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez informa que elementos de la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Protección Ciudadana actuaron de forma oportuna y en apego a la legalidad, al intervenir luego de un accidente automovilístico suscitado el sábado pasado, para mantener el orden y la paz en la ciudad capital.

A través del Centro de Control, Comando y Comunicación (C4), las corporaciones de seguridad municipales tuvieron conocimiento de un hecho de tránsito ocurrido en la carretera federal 190, a la altura del crucero del Monumento a la Madre.

Personal de la Subdirección de Tránsito y Movilidad se constituyó en el sitio, documentando que en el accidente estaban involucrados un vehículo particular de color gris y un presunto taxi foráneo del sitio Talán de Magdalena Apazco, Etla, que no contaba con número económico, ni placas para prestar el servicio de transporte público.

El peritaje indica que el presunto taxi foráneo se pasó un alto, impactando a un automóvil particular. Derivado de este choque, cuatro personas que iban a bordo del presunto taxi resultaron con lesiones.

Personal de vialidad municipal solicitó la presencia de elementos de la Subdirección de Proximidad Social debido a que al lugar se presentaron conductores de taxis, afiliados de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), quienes generaron una riña para liberar al conductor del presunto taxi involucrado en los hechos, además de que golpearon al conductor del vehículo particular, como se aprecia en un video que circula en redes sociales.

Una vez que la Policía Municipal tomó el control de la situación, hizo el aseguramiento y retiro de las unidades involucradas. Asimismo, después de realizársele la certificación médica pertinente al conductor del automóvil particular, éste fue puesto a disposición de la Fiscalía General del Estado para deslindar responsabilidades.

El conductor del presunto taxi, involucrado en los hechos, no fue puesto a disposición de la autoridad correspondiente debido a que huyó del lugar con el apoyo de sus compañeros.

En un trabajo de vinculación con la Secretaría de Movilidad del Gobierno de Oaxaca, se concluyó que el presunto taxi foráneo fue dado de baja para prestar el servicio de transporte público el 11 de agosto de 2016, por lo que no podía ser usado para el transporte de pasajeros, tampoco pertenece al sitio Talán y adeuda el pago de tenencia de los años 2017, 2018, 2019 y 2020, entre otras anomalías.

El Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez reitera que la intervención de las y los elementos de la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Protección Ciudadana se apegó a los protocolos de actuación y de respeto a los derechos humanos, con el fin único que hacer prevalecer el respeto a la autoridad y la paz pública.