Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, anunció que emitirá un decreto para endurecer las medidas sanitarias preventivas en los 570 municipios de la entidad, para evitar el contagio del virus COVID19 que hoy tiene en vilo a la humanidad por la pandemia mundial que no solo ha afectado la salud en más de 195 países con 16 mil 362 muertes y 375 mil 498 infectados, también ha colapsado la economía y ha puesto en jaque a la sociedad del llamado primer mundo.

Entre las medidas, aplicarse en el decreto están el cierre de bares, centros nocturnos, discotecas, museos, gimnasios, cines, teatros, centros deportivos y recreativos. Pese a ello, el mandatario, aclaró no están en la etapa de utilizar la fuerza pública para cumplirse las medidas.

Debido a que el espectro de aplicación de medidas de mitigación del virus es de 12 semanas, evitó polemizar si se cancela o sigue en pie la celebración de la Guelaguetza 2020. Recalcó que la prioridad de su gobierno es la salud de las familias de Oaxaca, y aún cuando se enfrentarán retos económicos, reiteró que la prioridad será salvar vidas.

“La parte económica la vamos a recuperar, pero recuperar una vida no. Hoy si queremos salvar vidas, aislamiento y distanciamiento”, recalcó.

Para ejecutar las medidas preventivas se coordina con los tres niveles de Gobierno, como las que ya aplica el gobierno municipal capitalino.

“Tenemos que asumir la responsabilidad todos, tenemos que protegernos todos. tomemos conciencia. la enfermedad no tiene cura”, exhortó y advirtió que 1 de cada 10 infectados muere, como lo ha alertado el Gobierno Federal.

Acompañado del titular de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Donato Casas Escamilla, concedió que llegará una etapa en que se tendrá que echar mano de la fuerza pública, pero se evaluará como evoluciona la pandemia en el país y en Oaxaca. Adelantó que la primera sanción aplicable será la clausura de comercios que no acaten.

En conferencia de prensa, enfatizó que la fase 2 de la contingencia sanitaria, significa que el país entró a una transmisión comunitaria y no hay manera de saber quién contagia, por ello, es fundamental aplicar estrictamente el distanciamiento físico, el aislamiento y reforzar las medidas preventivas.

Murat Hinojosa, dejó en claro que hoy solo hay una opción: la prevención, “porque no hay todavía un medicamento que mitigue está enfermedad que puede terminar en muerte”.

Al pedir que se siga al píe de la letra la jornada de “Sana Distancia”, recomendó lavarse las manos hasta por 20 segundos, si no hay a qué salir, quedarse en casa, cuidar a los más vulnerables: adultos mayores, enfermos con padecimientos crónico degenerativos, como el diabetes, obesidad y alta presión.

El gobernador de Oaxaca, alertó que, de acuerdo a investigaciones científicas, el hierro es un elemento que mantiene vivo al virus por determinado tiempo, al tocarlo y tocarse la cara, es un potencial de contaminación. Reiteró entonces que los eventos públicos, están totalmente cancelados.

“Es obligación de todos cuidar de nuestras familias, pero la prevención parte de la casa. Nosotros damos los lineamientos y estamos preparando los hospitales”, sentenció.

Por lo pronto, anunció que éste miércoles, emitirá un decreto mediante el cual, se establece que Oaxaca entra en una nueva etapa laboral, excepto las tareas sustantivas con los equipos formados, para que laboren en casa.

Murat Hinojosa, aclaró que estas medidas no significan vacaciones para nadie. Además de la suspensión de clases no son vacaciones.

En el caso de los integrantes de organizaciones sociales que se mantiene apostados en los alrededores del Palacio de Gobierno, anunció que se aplicaran medidas sanitarias para protegerlos y proteger a terceros que puedan tener una interacción.

Para garantizar la higiene en la movilidad, destacó que acordó con los prestadores del servicio de transporte, realizar una limpieza exhaustiva en todas las unidades y se reduzca el número de pasajeros al 50 por ciento, para mantener la sana distancia.

Respecto a la llegada de migrantes, destacó que se establecieron protocolos sanitarios en todos los aeropuertos, puertos y terminales de entrada, en el caso de los vuelos internacionales se sigue un protocolo para conocer el origen de la persona y si cumple con los diagnostico de un posible contagio para tomar medidas preventivas.

Al revelar que el contagio ya no proviene de fuera del país, reveló que detectaron que una persona contagiada provenía de la Ciudad de México por ello se establecieron medidas preventivas.

Para aminorar los efectos económicos adversos de la contingencia, destacó que se aplicaran incentivos fiscales, entre ellos, descuentos al impuesto sobre la nomina para empresas afectadas, solo pagaran el 50 por ciento, el 100 por ciento del hospedaje será deducible, es decir no se pagará.

En el caso de los 3 mil 500 millones de pesos de financiamiento para proyectos de infraestructura, servirá para contrarrestar los efectos en la economía porque se avizora una crisis económica en el país.

Para ello, toda la mano de obra será de oaxaqueños y oaxaqueñas. Y es que dijo que por cada empleo que se genera en el sector de la construcción, se generan 5 indirectos e impacta en 30 ramas de la economía.

Murat Hinojosa destacó también que el secretario de finanzas, Vicente Mendoza Téllez Girón, presentará una propuesta para incorporar a diversos segmentos del sector productivo de Oaxaca, entre ellos, restaurantes y hoteles.

Recordó que en la gira del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, lograron el acuerdo con el gobierno federal, para incorporar cuatro hospitales nuevos que se culminaron en su gestión, para atender la contingencia al 100 por ciento, entre ellos, el Hospital de la Mujer y el Niño Oaxaqueño, el Hospital de Especialidades de Juchitán, los cuales estarán administrados por las fuerzas armadas.

Por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se sumará el Hospital de Tlaxiaco, así como el Hospital de Tanivet. Todos serán operados por las fuerzas armadas y la nómina la pagara el gobierno federal. Además se actualizará el equipo médico y medicamentos para hacer frente a la contingencia.

En tanto, hizo un reconocimiento a los miembros del sector salud que se están preparando para atender a los posibles infectados.