Aquaman: un Star Wars submarino

Ismael Ortiz Romero Cuevas

La fecha de estreno para la primer cinta de Aquaman en el cine es el próximo 13 de diciembre y las expectativas resultan altas y las primeras críticas, nos han llenado de esperanzas. Como siempre, un selecto grupo de críticos y reporteros cinematográficos, ya tuvieron oportunidad de ver la primera entrega del súper héroe acuático de DC y de verdad han hecho comentarios halagadores hacia la historia dirigida por James Wan. Aquaman para muchos (y me incluyo), siempre fue una especie de parodia de súper héroe, algo demasiado caricaturesco, pues nunca quedaba claro si a pesar de sus poderes era torpe o de plano, demasiado bondadoso. Tanto, que en la serie animada de mediados de los sesentas producida por Hanna-Barbera, salía montando un hipocampo con cara de amargado o surfeando en un par de delfines que lejos de que pareciera algo heroico, de verdad era ridículo. Y ¿qué decir de Aqualad? Decía que era su compañero, pero nunca nos dejaron claro si era su sobrino, su hijo, su amigo o su pareja. Sí, de verdad que era un súper héroe de risa.

Y justo por eso, nunca fue un personaje tan popular entre los seguidores de los personajes de DC, pues mientras Batman, Superman, Mujer Maravilla, Linterna Verde, Flash y hasta Robin tienen un séquito de fanáticos, Aquaman no. La sorpresa la dio Zack Snyder cuando Warner y DC, decidieron extender el universo de sus héroes y lanzar una serie de películas que contemplaban varias cintas en solitario y algunas en donde unirían fuerzas y así, tuvimos en 2016, “Batman Vs Superman: El origen de la justicia”, para la que el director introdujo más personajes de ese universo creado a partir de los cómics. La sorpresa fue que Mujer Maravilla (Gal Gadot), tuvo una participación importante en la vapuleada cinta; sin embargo, también se introdujeron otros tres personajes más: Cyborg, que en origen es de los jóvenes titanes y no de la Liga de la Justicia; Flash y sorprendentemente Aquaman, cuando casi todos esperábamos a Linterna Verde o ya de últimas a Capitán Marciano.

La visión de Snyder para Aquaman era volverlo un súper héroe más rudo y quitarle la imagen candorosa que le había dado la serie televisiva y algunos comics y para eso, contrató a Jason Momoa para darle vida y crear a partir de la imagen de un actor musculoso y corpulento, un héroe más rudo y con un carácter más arrebatado, evidentemente influenciado por su interpretación de Khal Drogo en la aclamada serie “Games Of Thrones”. En “BvS”, la participación de Aquaman se centra en un mero cameo, pero se deja ver que estamos ante un súper héroe de verdad. Su participación con más realce la tuvo en la también criticada “Liga de la Justicia”, donde ya todos los héroes antes mencionados, unen fuerzas para acabar con la amenaza de Stepenwoolf. Ahí, vemos ya un personaje mucho más matizado y con un carácter más definido.

Y para este año, la apuesta de DC y Warner Brothers fue precisamente lanzar la cinta en solitario de Aquaman, a pesar de que se había anunciado tiempo atrás, que sería la película de Flash. Las compañías productoras de las cintas de estos personajes debieron revirar algunos planes, después de que la reunión de los más emblemáticos héroes de esa casa no fue recibida con el furor y la taquilla que esperaban, pese a que “Mujer Maravilla”, les había dejado el mercado calientito por ser un gran éxito en taquilla, en crítica y por ser la más grandiosa película de ese universo hasta este momento, teniendo 94% de aprobación en Rotten Tomatoes, similar a la de “El caballero de la noche”.

Y la semana pasada, sucedió con Aquaman lo que muchos, no esperábamos que pasara. En agosto pasado, en la Comic-Con de San Diego, Warner y el mismo James Wan, director de la película, presentaron un avance de más de cinco minutos de una cinta que se apreciaba grandiosa; sin embargo, lo tomamos con cierta reserva porque la experiencia nos ha hecho aprender que un gran adelanto, no significa que una película lo sea, ya ven lo que pasó con “Liga de la justicia”. Pero no. Muchos críticos que ya vieron Aquaman, han elogiado la cinta que por cierto, tendrá casi dos horas y media de duración; argumentando que estamos ante una de las más grandiosas cintas de DC-WB. En resumen han dicho que la cinta presenta acción al más alto nivel, que es trepidante, que contiene imágenes submarinas increíbles, que es salvaje y con muchas risas; una crítica que me llamó la atención fue de Paul Shirey que decía que: “Aquaman es la mejor película de Marvel, pero hecha por DC”.

Insistentemente, muchos especialistas han comentado que seguramente presenciaremos la segunda mejor película del DCEU, después de “Mujer Maravilla”; siendo testigos de una obra en la que el director James Wan, le rinde homenaje a las clásicas caricaturas que hicieron impopular al personaje, pero sin ridiculizarlo. Pienso que sin lugar a dudas, Jason Momoa ha sido la mejor elección para interpretarlo. Así que esperemos su estreno y veremos si lo que nos dijeron es verdad.

error: Contenido protegido !!