Eufemismos para gobernar

Carlos R. Aguilar Jiménez

Los temas que interesan a la nación, los asuntos que son de interés público, las decisiones de gobierno que afectan nuestra economía y muchos otros temas se pueden y deben decir con la verdad, especialmente si se ha declarado en campaña que durante el gobierno habrá transparencia, honestidad y autenticidad, dejando atrás las costumbres de la mafia del poder con toda su corrupción; no obstante, la verdad ahora se maquilla, disfraza, y utilizando eufemismos se declara lo mismo que hacían gobiernos anteriores, pero con insinuaciones o indirectas para que parezca diferente, pero es igual, tal como sucedió con los gasolinazos, incrementos al precio de la gasolina, disfrazados hoy como: “Consecuencias inflacionarias que reflejan la economía de todos los años”.

Dice eufemísticamente el secretario de Hacienda que “no es un gasolinazo, es la inflación general que habrá en 2019”, por lo que la gasolina sube de 19.99 el litro a 20.66 pesos y en esa misma proporción se incrementará la gasolina Premium y el Diésel, maquillando así lo que obviamente es un gasolinazo, aunque para los defensores de AMLO, no obstante tengan que pagar unas decenas de pesos más para llenar los tanques de sus vehículos no lo sea, de la misma forma que otras acciones que ha realizado y las que sucederán durante el sexenio, dado que es fácil engañar a peje zombis, utilizando subterfugios o eufemismos, como acaba de ocurrir en CDMX donde, no obstante Morena afirmó no subiría ningún impuesto, acaban de hacerlo, así que del dicho al hecho, como dice el refrán, no cumplen y hay incrementos.

Si bien no todos son indeseables, como el salario mínimo que fue incrementado sin ningún eufemismo y beneficiará relativamente a la población. No hay desayunos gratis y como en todo, habrá consecuencias, porque dueños y empleadores nunca pierden, porque así es el sistema capitalista y, si tienen que pagar más por cada empleado, simplemente despiden personal para equilibrar finanzas, sin eufemismos, sino en función de la economía y mercado de sus negocios, porque el dinero es suyo, no lo obtienen de impuestos, así que para los políticos todo es fácil, simple, porque nunca utilizan su propio dinero, como sucede con AMLO, que si bien dice que su sueldo es tope salarial, lo que eufemísticamente no dice es que, nunca jamás pagará nada, porque todo se lo paga el mismo gobierno, desde sus alimentos, transportación, viajes, mítines, electricidad, gas, impuestos y todo lo que se nos ocurre lo tiene pagado y eso equivale a millones de pesos, así que el eufemismo es que solo ganará, creo 108 mil pesos al mes, pero de esa cantidad debería pagar todo los gastos que tiene, siendo así que su sueldo será un ahorro durante seis años, lo que nos lleva a contabilizar que se embolsará libres.

error: Contenido protegido !!