Defensoría de los Derechos Humanos (Negligencia o compromiso de la Legislatura de Oaxaca)

PRIMERA PARTE

Juan Maldonado Vargas*

“Los Derechos Humanos, son universales. El Estado tiene la obligación de garantizar su respeto y cumplimiento, de lo contrario seguiremos escuchando el doble discurso, afortunadamente la sociedad organizada buscará los mecanismos legales y denuncia pública, para garantizar el Respeto de los Derechos Humanos, pero sobre todo el Cumplimiento de la Ley”.

Oaxaca es una entidad con una diversidad cultural y natural impresionante, en todo el territorio sin duda la variedad de las expresiones, costumbres y tradiciones hacen un espacio de eminente cultura, sólo es cuestión de ver la riqueza que tenemos en los 570 municipios.

Sin embargo, muchos abusos se cometen en el respeto de los Derechos Humanos, la variedad en la toma de decisiones de los 418 municipios por el sistema de Usos y Costumbre, en donde mayor es la incidencia de la violación de los Derechos Humanos, por citar un ejemplo.

LA DESIGNACIÓN DEL TITULAR

Pero qué está pasando, hace unos meses la Legislatura del Estado de Oaxaca, en un aparente avance, trantando de dar el ejemplo, en el estado como a nivel nacional, lanza la convocatoria para designar al titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca como así lo señala su propia Ley.

Sin duda una participación de todos, “los oficiales” llegan puntual a la inscripción (y digo oficiales porque resulta muy evidente su forma de actuar, intentando convencer y negociar con las asociaciones civiles), los “sociales” y los verdaderamente ciudadanos y no faltaron los académicos, bueno y hasta líderes y de grupos de presión que mucho daño han hecho a Oaxaca.

De todos los colores, con y sin experiencia, sin duda en este momento la Legislatura del Estado de Oaxaca estará bajo el observatorio de la ciudadanía, por las grandes torpezas que se están cometiendo en la selección del titular, como si no supieran cómo justificar la designación del titular.

AUTONOMÍA

La Defensoria de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, sin duda debe ser una institución que goce plenamente de autonomía –financiera, administrativa y por supuesto en la toma de decisiones, para generar una buena protección de los Derechos Humanos en Oaxaca–, para evitar un compromiso con los poderes del Estado (Ejecutivo, Judicial y Legislativo), no podemos entender que la titularidad de la Defensoría tenga compromiso con la autoridad, pues entonces realmente será como lo ha sido siempre una extensión del Poder Ejecutivo, donde los Derechos Humanos estarán en último término.

PRINCIPIO DE LEGALIDAD

La ciudadanía realmente está ya cansada del doble discurso que muchas autoridades manejan en la legalidad de los actos, cumplimiento y respeto de la Ley, cuando son ellos los primeros en violar la Ley.

La designación del titular de la Defensoría debe estar apegada plenamente al principio de Legalidad para brindar Certeza Jurídica a la ciudadanía que tendrá la plena confianza y seguridad que este organismo cumplirá en vigilar el respeto de los Derechos Humanos en Oaxaca, como lo señala la propia Ley para ser titular de la Defensoría.

CONTROVERSIA

En dónde está el conflicto, después de emitir una convocatoria y en pleno proceso de selección se pretende generar una reforma a la Ley, generando con ello un verdadero vicio del procedimiento, con consecuencias que sin duda afectarán al pueblo de Oaxaca, qué se pretende con la reforma, beneficiar a un candidato o generar un vicio de legalidad.

Los legisladores tienen el presupuesto suficiente para contratar a los expertos para realizar dichos procedimientos; sin embargo, las dudas surgen: ¿compromisos para designar al titular?, ¿pacto o negocio redondo en su designación?, o simplemente ¿ignorancia en no saber hacer las cosas?, ¿si saben lo que hacen al negociar para la imposición del titular?, claro como ciudadano nos reservamos el derecho de la duda que tienen los diputados, pensando que como apenas llevan un año y medio aún no saben hacer las iniciativas, ni reformas, ni procedimientos para designar al titular.

LAS CONSECUENCIAS

Resulta muy evidente que los únicos afectados serán las y los ciudadanos, la sociedad oaxaqueña, pues de errar en la decisión, entonces estará en duda la calidad moral, cultural, académica y de experiencia de quien sea titular de la Defensoría de los Derechos Humanos.

Del esfuerzo de la sociedad en contribuir y generar un voto de confianza y credibilidad en sus instituciones, la sociedad no debe seguir tolerando este tipo de arbitrariedades de la autoridad.

EL RESULTADO

Sin duda los diputados del estado de Oaxaca tendrán que enfrentar la toma de decisiones anteponiendo el bien común de la sociedad oaxaqueña a los intereses políticos, de afinidad u oficiales al designar al titular, evitando con ello que la sociedad deje de creer en sus instituciones, de una u otra manera. En este momento la Legislatura tendrá que dictaminar de manera sensata, responsable e imparcial por el bien de todos y el fortalecimiento de una institución protectora de los derechos humanos que cuente con la certeza de una autonomía y profesionalismo necesarios para su funcionamiento.

Nos leemos en la siguiente entrega.

*Abogado y promotor cultural      

E-mail            maldovj@hotmail.com

facebook.com/maldovj                               twitter.com/maldovj   

maldonadovj.blogspot.com

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Oaxaca, México,Julio 2010 Todos los derechos reservados. Acceder