El docente como educador en la sexualidad

* Talleres con docentes, adolescentes y padres de familia para redescubrir la sexualidad como dimensión fundamental de la persona

Oaxaca, Oax.- “Educar en la sexualidad es una tarea fundamental porque es acompañar el deseo más grande de todo corazón humano: el deseo de ser feliz, que coincide con el deseo de querer y ser querido”.

Estas son algunas de las palabras que Lilia Pineda, especialista en Humanismo y Educación Sexual, compartió a 90 jóvenes, 100 padres de familia y 35 docentes de educación básica y media superior, durante 3 talleres organizados por AVSI en México en alianza con el IEBO 17, institución de educación media superior aliada a la Red del Plan de Escuelas Asociadas a la Unesco (Red Pea), en la comunidad de San Pedro el Alto Oaxaca.

Organizados como parte de los festejos previos al día Internacional del Docente, los talleres permitieron a los asistentes hacer una revisión de lo que tenían entendido por sexualidad para dejar de verla como una acción reducida a comportamientos que, de acuerdo a la tallerista “reduce a los niños y jóvenes a potenciales víctimas de sus impulsos sexuales”, y, comenzar a ver a la sexualidad desde el significado real de cada uno de sus aspectos, erotismo, deseo sexual, amor, pertenencia, es decir, como se relacionan los deseos sexuales “con el deseo propio de ser amar y ser amado”.    

Con preguntas que motivaron a la reflexión, los maestros y padres de familia entendieron que el docente no es el principal responsable de la educación sexual de los hijos, sino que, la educación sexual corresponde a los padres, por ser éstos los primeros educadores del niño y por ser la familia el lugar más adecuado para la creación de un clima afectivo, de igual forma comprendieron que “toda su persona educa y simultáneamente está educando sexualmente” por lo tanto los maestros también realizan una educación sexual ya que sus actitudes le acompañan en su relación diaria con niños, niñas y jóvenes.

A través de dinámicas, los padres de familia aprendieron como, relacionarse y hablar de sexualidad con sus hijos, mientras que los jóvenes descubrieron que los deseos sexuales que experimentan, son deseos humanos, que la atracción que sienten hacia el chico o chica que les gusta es por un deseo natural que abarca aspectos físicos, psicológicos, sociales, culturales, éticos y religiosos y que está en continua evolución.

Por su parte, las dinámicas enseñaron a los docentes a responder y comunicar verbal y físicamente y la sexualidad a niños, niñas y adolescentes.

Los talleres formaron parte de los primeros pasos que AVSI México organiza en alianza con el plantel educativo en la comunidad de San Pedro el Alto; población situada a dos horas y media de la capital oaxaqueña, habitada principalmente por campesinos; para la prevención del embarazo juvenil en la población.

error: Contenido protegido !!