Liberan a médico acusado de homicidio de Edward Luna

Paloma Duarte

Oaxaca, Oax.- El médico Luis Alberto Pérez Méndez, quien estaba acusado del homicidio del menor Edward Luna Trujillo, abandonó esta noche el penal de Santa María Ixcotel.

El abogado Abraham Dávila Rodríguez confirmó que el médico Luis Alberto Pérez salió del reclusorio para llevar su proceso en libertad.

En este sentido, lamentó el actuar de las autoridades, porque éste fue un problema grave, dijo.

Mencionó que se debe garantizar que este caso no se vuelva a registrar en el país.

De acuerdo con el abogado, Pérez Méndez recobró su libertad al haberse encontrado irregularidades en su proceso.

Explicó que el proceso continuará y el médico lo llevará en libertad.

La defensa jurídica del médico ortopedista rechazó que haya habido presión mediática para que se otorgara la libertad.

Nunca hubo presión mediática, la autoridad actuó conforme a derecho, de ninguna manera se cedió a presiones”, aseveró Dávila Rodríguez.

Sobre el caso, la comunidad médica amagó con un paro nacional este 13 de abril si no se liberaba al médico.

Cabe señalar que el niño de 3 años fue llevado a una clínica privada por fractura de codo no expuesta; el médico indicó a los padres que era necesaria una cirugía.

Les cobró 25 mil pesos; sin embargo, la cirugía no era necesaria ni urgente.

La causa de muerte del niño fue porque se broncoaspiró porque el médico lo operó sin esperar el ayuno; aun así estuvo en posición de cúbito prolongadamente durante la cirugía, lo que generó la broncoaspiración, sumado a la dosis excesiva de lidocaína y otros anestésicos –según informes toxicológico e histopatológico derivados de la necropsia–, que le produjo un edema cerebral.

Está videograbado que los médicos al darse cuenta de la gravedad de la situación se dedicaron a alterar el informe clínico (inclusive llaman a otros médicos y juntos lo alteran durante varias horas).

Tardaron 6 horas en trasladarlo a un hospital que tuviera Unidad de Terapia Intensiva  (cuando el menor ya había tenido tres paros cardiacos; llega ya con muerte cerebral a terapia intensiva).

Todo ese tiempo se dedicaron a alterar el expediente clínico olvidando por completo al niño en la plancha quirúrgica.

La anestesióloga, como sabe de su responsabilidad, tramitó de inmediato un amparo.

Actualmente está prófuga de la justicia.

error: Contenido protegido !!