Centro Escolar Juchitán, emblema de la educación y luz que no se extingue

* El Gobierno de Oaxaca deseó éxito a los docentes y alumnos en este reinicio de clases

Oaxaca de Juárez, Oax.- Con ocho décadas de existencia, el Centro Escolar Juchitán, una de las instituciones simbólicas de Oaxaca, inicia una nueva etapa de su existencia y airosa vuelve a albergar a docentes y estudiantes luego de que a causa de las afectaciones que le ocasionó el sismo del 7 de septiembre de 2017 fuera demolida y vuelta a construir.

En una labor emprendida por elementos del Ejército Mexicano, en su reedificación se utilizaron materiales antisísmicos y se respetó la forma de su estructura y aulas;  en sus paredes un mural muestra aspectos históricos y culturales del lugar, pero lo más importante, plasma la grandeza de la solidaridad para salir adelante de la adversidad que dejaron los sismos.

Al respecto, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) destacó la relevancia de este Centro Educativo que conserva una alta misión educativa y cultural y que ha sido semillero de muchas generaciones orgullosas de ser parte de su esencia y mar de conocimientos.

En esta fecha especial la autoridad educativa felicitó y deseó el mejor de los éxitos a las y los alumnos, padres y madres de familia, así como al personal docente y administrativo que reiniciaron sus actividades académicas en el recién concluido edificio, al que correspondió al Gobierno del Estado dotarlo del mobiliario y equipo necesario para las 36 aulas y otros espacios que lo conforman.

La institución, es un emblema de la educación, no solo por los casi 80 años que tiene al servicio de la niñez, sino por la ineludible conexión a una de las grandes figuras de la historia juchiteca: el general Heliodoro Charis Castro, quien al fungir como diputado federal, en 1938 promovió su fundación en el espacio anteriormente ocupado por un cuartel militar.

“Cambiar un espacio de armas bélicas por un centro de sabiduría y conocimiento significó abrir paso a una pequeña luz que en la actualidad se ha convertido en una gran luminaria”, señaló Irma Pineda Santiago, escritora y traductora, en el prólogo del libro Faro inextinguible de la niñez, editado por el  IEEPO, en el marco del 75 Aniversario de esa escuela.

Hoy el Centro Educativo Juchitán empieza a escribir una nueva página en su historia  al recibir nuevamente en sus pasillos el bullicio de los niños y la sabiduría de maestros.

error: Contenido protegido !!