Por cada hombre 4 mujeres sufren de insomnio

* Entre 20 y 50 años de edad, la mayoría de los casos, revela psicóloga

Debido a su mayor sensibilidad emocional las mujeres están más propensas a sufrir insomnio. Es por ello que hay cuatro mujeres por cada hombre que padecen falta de sueño, éste es irregular o se interrumpe varias veces durante la noche, ya sea por escasos minutos o hasta por horas.

La psicóloga Mireyle Morales Zárate, de la Unidad Médica Familiar Nº 65 del IMSS en Oaxaca, señaló que el mayor número de casos de insomnio acontece entre la población de 20 a 50 años de edad.

A esta dificultad de cada persona —dijo— contribuye la hiperactividad que se tiene en las grandes ciudades. Como ejemplos mencionó el Distrito Federal, Guadalajara y Monterrey. La gente tiene menos horas de sueño, también debido al mal hábito de muchas familias que acostumbran a los niños a dormirse más tarde.

 La televisión, enemigo número 1

Hay personas que se duermen con la televisión encendida, pero también hay quienes se desvelan viéndola, otro mal hábito que influye en la alteración del sueño, agregó.

Explicó que la adaptabilidad humana permite en muchos casos la disminución del tiempo en el dormir. Hasta hace unos cuantos años la recomendación era hacerlo durante ocho horas continuas. Hoy, el promedio ha disminuido hasta seis horas y media, que son suficientes para descansar, siempre y cuando el sueño no se interrumpa.

Alucinaciones y delirio de persecución

Debido a su mayor sensibilidad emocional las mujeres están más propensas a sufrir insomnio.

Las consecuencias por no dormir el tiempo mínimo requerido pueden llegar a ser graves. Haya quienes no descansan por más de 36 horas seguidas y manifiestan alteraciones siquiátricas; otros no duermen por más de 48 horas y llegan a tener alucinaciones visuales y auditivas, precisó.

Añadió que cuando el tiempo sin dormir es mayor, las personas llegan a tener ideas delirantes de tipo paranoide.

Cinco días de insomnio causan síntomas de delirio de persecución de referencia (sienten que son vigiladas o escuchadas), o delirios de persecución científicos (piensan que alguien les injerta microchips en el cerebro o que son observador por seres extraños o extraterrestres). Estos signos son muy semejantes a los de la esquizofrenia paranoide.

Lavarse los dientes o leer, alternativas naturales

La psicóloga señaló que los tratamientos son diversos y que en los casos más sencillos (por problemas pasajeros o temporales) se prescriben ejercicios de relajación o de repetición ritual de hábitos (lavarse los dientes antes de dormir, leer, etc.). En situaciones más complicadas se utilizan psicofármacos o tranquilizantes, siempre bajo estricta prescripción médica y con el compromiso de una gran responsabilidad por parte de quienes los utilizan.

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Oaxaca, México,Julio 2010 Todos los derechos reservados. Acceder