Juguetes sexuales: Placer bajo tu propio riesgo

Andrea Cruz

* Quienes comparten el gusto por experimentar con juguetes sexuales encuentran de todo e incluso algunos superan la imaginación

Oaxaca, Oax.- Hay para todos los gustos, de todos los precios y de todos los sabores…

En los últimos años ha aumentado la penetración de los juguetes sexuales entre la población oaxaqueña. Sin embargo, el abuso de éstos puede ser nocivo para la salud.

Se les conoce como ‘tiendas del sexo’ o sex shop. Las localizas en el centro de la ciudad, la colonia Reforma o la Central de Abasto.

Aquí quienes comparten el gusto por experimentar con juguetes sexuales encuentran de todo e incluso algunos superan la imaginación…

De todo y para todos

Cremas, tintas, yohumbina, testitón, aceites retardantes para la eyaculación, inyecciones, vigorizantes, videos, revistas, muñecas inflables y lencería son sólo algunos de los productos que se ofrecen al público.

La alta demanda de estos productos tiene una explicación. De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Sexología, en México 19 millones de varones en edad reproductiva presentan eyaculación precoz o algún grado de disfunción eréctil y 31 millones de mujeres no pueden tener un orgasmo. ¡Alarmante!, ¿no?

Al respecto, Adriana Solís García, dueña de la tienda ‘La Diva y algo más’, ubicada en la calle de Tinoco y Palacios 312, en el centro de la ciudad, señala que el mercado del sexo desde hace algunos años tiene mayor penetración entre los oaxaqueños, a pesar de que en algunos casos aún hay timidez por preguntar abiertamente.

Señala que sus consumidores son variados; sin embargo, la mayoría jóvenes, entre los 25 años en adelante, pero también mujeres y algunas parejas, sobre todo porque se ha preocupado por introducir juguetes, cremas, aceites y tratamientos contra la disfunción erectil, todos ellos autorizados y marcas reconocidas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), asegura.

“Vendemos la marca Fetih y Pipedream, en lo que son vibradores y otros juguetes; en gel, lubricantes Wed, Sxo, Di aqua e ID, hechos a base de agua, altamente recomendados por especialistas, ya que no contienen químicos que puedan afectar a la persona”, acota la mujer.

En su tienda lo que más se consume es de todo, además de que encuentras precios accesibles desde $180 en geles, $480 en muñecas inflables o $665 en muñecos; mientras que en lencería desde los $300  a 700 pesos.

Pero además de vibradores también encuentras vaginas, bombas succionadoras para abatir la eyaculación precoz y con el uso “puede hacer crecer el pene hasta uno o dos centímetros”, manifiesta enbozando una sonrisa.

Vibradores, consoladores, bolitas anales, anillos, prótesis, accesorios, en fin, los vende de distintos materiales, formas, colores y tamaños.

En la variedad se rompen gustos

De su lado, una sexóloga que pidió omitir su nombre por motivos personales, señaló que “en la variedad se rompen los gustos”, es por ello que buscar el placer, experimentar y complacerse en pareja es sano.

Sin embargo, “el abuso de algunos productos, principalmente inyecciones para mantener la virilidad y pastillas pueden dañar tu salud, e incluso generar la dependencia para poder completar un acto sexual”, advierte.

“A la larga estos productos tienen efectos nocivos para la salud, generan dependencia y es muy frecuente que la persona no pueda realizar una actividad sexual sin la ayuda de alguna de estas sustancias”.

Juguetes sexuales, algo ‘prohibido’

Cabe señalar que desde hace tiempo el tema de los juguetes sexuales está rodeado de ciertas controversias. Hay muchos mitos y creencias con respecto a ellos. La sociedad los prejuiciaba por ‘lo enfermizo, sucio y vulgar’, como así también les atribuían una carga de locura.

Sin embargo, los juguetes existen desde tiempos inmemorables –ya los griegos y romanos los usaban– y las antiguas civilizaciones hacían gala de ellos a través del arte.

Hoy en el siglo XXI hay más apertura, las ‘tiendas del sexo’ se pueden encontrar por casi todos lados y para muchos es un tema de experimentar sexualmente y otros únicamente por curiosidad.

Datos encontrados a través de Google, el buscador más solicitado en la Internet, al escribir las palabras ‘juguetes sexuales’  aparecen alrededor de un millón 870 mil resultados en español, con ofertas referidas a todo tipo de productos.

Los juguetes sexuales no remplazan el contacto físico, sino que lo complementan.

La limpieza, un factor a tomar en cuenta

Otro asunto a tomar en cuenta es la higiene-salud, es decir, la limpieza para evitar la transmisión de enfermedades.

Para el buen aseo de los objetos bastará utilizar agua tibia y jabón blanco, siempre teniendo en cuenta no sumergir la parte eléctrica del dispositivo a excepción de los sumergibles.

Finalmente recordar que mantener el instrumento limpio evita problemas en cuestión de higiene. Porque si no se higieniza entre los usos esto puede ser una buena incubadora de bacterias. “Lo más seguro y fácil, y además la mejor garantía de higiene es usarlos siempre con preservativos”, precisó la sexóloga.

 

error: Contenido protegido !!