Disidentes de Derecho y rector de la UABJO van a mesa de diálogo

Paloma Duarte

Oaxaca, Oax.- A unos meses de la quema de las instalaciones de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca  (UABJO), la situación continúa estancada.

Este día, catedráticos de la referida facultad, sede Centro Histórico, exigen al rector, Eduardo Martínez Bautista, respetar la recomendación emitida por la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

El catedrático, Jesús Villavicencio Jiménez, informó que la Defensoría emitió una resolución definitiva en el caso de la problemática de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, en el sentido de que se le pide al rector de la máxima casa de estudios respete y valide las calificaciones de los alumnos que estén estudiando en este edificio central, sede de la Facultad de Derecho.

De la misma forma, la DDHPO pide al rector evite todo acto de molestia en contra de maestros y alumnos, así como el hostigamiento que está haciendo con sus mensajes y todo lo que ha mencionado a la prensa de que este edificio será un museo y que los van a desalojar, dijo.

Refirió que entonces es importante que no se diga que las calificaciones y la situación académica de los alumnos de esta sede no va a validarse.

Jesús Villavicencio Jiménez abundó que la realidad es que la misma Defensoría de Derechos Humanos pide al rector que valide las calificaciones de los alumnos que se encuentran en esta institución.

El maestro dijo que este día comenzarán los trabajos de la mesa de diálogo con el Gobierno del Estado como mediador y el rector de la máxima casa de estudios, una comisión de ellos integrada por el maestro Pedro Sosa, la maestra  Cielo Reyes, el director Miguel Ángel Vásquez Ramírez, entre otros.

Mencionó que ésta es una comisión designada por la asamblea de maestros que dará inicio este día a una mesa de trabajo no de negociaciones porque no hay nada que negociar.

Abundó que lo único que piden al rector es la autorización de esta nueva sede de la Facultad de Derecho, donde puedan realizar exámenes profesionales, donde se examine el Ceneval y donde se lleven a cabo maestrías.

Aseguró que están decididos a no regresar a Ciudad Universitaria. “Ese punto no va a estar en la mesa de discusión, lo único que pedimos es que el rector autorice la nueva sede”, señaló.

Dijo que el rector ha dicho que de autorizarse una nueva sede habría más gastos, por eso ya le han comentado al secretario general de Gobierno y al mismo gobernador del Estado que no sería así porque cuentan con un plan de estudio, una planta de catedráticos que están en nómina, tienen alumnos y un edificio central, “así que no se gastaría ningún quinto”, argumentó el catedrático disidente.

Señaló finalmente que los coordinadores que están provisionalmente en la facultad, así como el director, no van a pedir ningún sueldo como coordinadores o director.

error: Contenido protegido !!