Seguridad y Estado de derecho, pide IP para invertir en ZEE del Istmo

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Identificados 95 proyectos de infraestructura que en los próximos 10 años sumarían inversiones por más de 5 mil 134 millones de dólares, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Gustavo Arballo, pidió al gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, garantizar la seguridad y la aplicación del Estado de derecho para trabajar en Oaxaca, en la ejecución de proyectos de infraestructura, por medio de las Zonas Económicas Especiales en la región del Istmo de Tehuantepec.

“Siempre y cuando estén dadas las condiciones de transparencia, certidumbre, tranquilidad (social) para ello”, asentó.

Por lo pronto, ofreció arrancar en Oaxaca, proyectos de infraestructura para elevar los índices de competitividad.

Mientras tanto, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón Castañón, confió en que el Gobierno de Oaxaca y la Autoridad Federal de la ZEE tengan claro que para que las inversiones se establezcan debe haber certeza jurídica. “Las inversiones deben de tener una certeza y plazo para que no se puedan deteriorar antes de tener uso”, asentó.

Destacó que cuando una empresa decida hacer una nueva planta, evalúa distintas regiones y da prioridad a las que tienen infraestructura desarrollada y aun cuando sean más caras, brindan seguridad. Lo mismo, se evalúa el talento, ingenieros, profesionistas que pueden contribuir a las empresas.

“El sur-sureste del país requiere del desarrollo de infraestructura y la certeza jurídica para las inversiones, pero esa es una tarea que la autoridad federal de la ZEE y el Gobierno del Estado las que tienen que resolver”, precisó.

Por lo pronto, Gerardo Gutiérrez Candiani, Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales, concedió que el Estado no puede solo, debe de trabajar junto con una visión común, coordinados los tres niveles de gobierno, las cámaras, asociaciones y empresarios, a nivel nacional y local.

Y destacó que “la Zona Económica del Istmo no tendrá minas, ni industrias extractivas”, por lo que preservará los recursos naturales y  se asentará en áreas donde no habrá afectación para la  población indígena.

Los proyectos de infraestructura

En todo el país, explicó que en este proceso se pondrán en marcha cuatro proyectos aeroportuarios, 21 de carreteras, seis ferroviarios, 40 portuarios y un centro logístico.

Además de 11 proyectos en materia de energía y 12 de agua. Se estima que 70% de los recursos para estos proyectos provendrían de fuentes privadas o mediante Asociaciones Públicas Privadas (APP).

Por ello, convocó a los empresarios a trabajar en equipo para incentivar la organización y el trabajo de las organizaciones productivas del sector social de las regiones aledañas y así impulsar la participación de los empresarios locales, con un énfasis claro, con criterios de legalidad, transparencia y rendición de cuentas.

La encomienda del Estado mexicano es contribuir de manera contundente a cerrar las brechas económicas y sociales que persisten entre las distintas regiones del país, afirmó.

En este sentido ejemplificó que mientras los puertos tienen una capacidad promedio de alrededor de 25 millones de toneladas de carga, en Salina Cruz es de 600 millones.

Mencionó que las Zonas Económicas Especiales consideran un paquete amplio de políticas públicas complementarias, para fortalecer el capital humano, los encadenamientos productivos y la transferencia tecnológica.

En la víspera, la AFDZEE suscribió un Convenio de Colaboración con la delegación de CMIC, que encabeza  Giovanni Ortega Ramírez, para impulsar la capacitación de los más de 400 empresarios de la construcción de la entidad.

error: Contenido protegido !!