Por deuda y pasivos financieros de 26 mil 700 mdp, SHCP ubica a Oaxaca en foco amarillo, confirma Sefin

 

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- El secretario de Finanzas, Jorge Gallardo Casas, informó que la deuda a largo plazo y pasivos financieros de la administración estatal es de 26 mil 700 millones de pesos, la mayoría heredados por el exgobernador, Gabino Cué Monteagudo.

Por ese escenario financiero, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ubica a Oaxaca en foco amarrillo, confirmó.

Frente al escenario adverso en que recibieron las finanzas estatales, destacó que se reestructuró de las obligaciones financieras, desarrollando medidas de estrategia que disminuyan la dependencia del financiamiento a corto plazo.

Para no incurrir en subejercicios, adelantó que las dependencias que no ejerzan correctamente sus recursos, les serán recogidos para destinarlos a otras secretarías.

Gallardo Casas dijo que el primer año de la administración de Murat Hinojosa fue duro en materia de déficit presupuestal y en gasto corriente significativo, no reconocido y no reportado, por finanzas públicas complicadas y a punto del colapso.

La deuda pública hasta el mes de septiembre era de 15 mil 357 millones de pesos, a través de distintos instrumentos; la deuda pública a corto plazo, 853 millones de pesos; deuda pública de largo plazo 7 mil 121 millones; créditos bono cupón cero, 3 mil 465 millones, todas éstas ante instituciones bancarias.

Las obligaciones de pago a largo plazo, como certificados bursátiles y el PPS de Ciudad Judicial, por 3 mil 900 millones de pesos.

Explicó que para hacer frente a la deuda y obligaciones financieras de largo plazo heredados por la administración anterior, la Sefin contrató en el mes de diciembre una línea de crédito a corto plazo por 2 mil millones de pesos, para pago de deudas a corto plazo, proveedores y nómina.

Por adeudos a proveedores heredados por la administración de Cué Monteagudo se tenía un saldo de 3 mil 824 millones de pesos, por lo que para generar el pago se instrumentó una estrategia de revisión de la existencia de los adeudos bajo diferentes esquemas.

Al 30 de septiembre de 2017, se redujo el adeudo a mil 562 millones de pesos, lo que representa un 59.1 por ciento en el pago total. Actualmente hay proceso de conciliación ante la Secretaría de la Contraloría para evaluar contratos y concluir el próximo año.

Gallardo Casas reconoció que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por decreto de la Ley de disciplina financiera, en su monitoreo del endeudamiento de Oaxaca y análisis de la cuenta pública 2016, ubica al estado en foco amarrillo, porque la deuda a corto plazo se ubica en el 12.3 por ciento.

En adeudos a terceros institucionales y obligaciones de pago a futuro que impactará las finanzas públicas, en deuda a largo plazo es de 15 mil 357 millones; en pago a proveedores es de mil 562 millones de pesos.

En los pasivos financieros del IEEPO, los adeudos hasta el mes de octubre de este 2017, son de 3 mil 843 millones de pesos; en los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), el pasivo financiero es de 5 mil 216 millones de pesos.

En cajas de ahorro a los defraudados, se tiene un adeudo de 500 millones de pesos; con medios de comunicación, 100 millones de pesos; en el Instituto Estatal de Agua, 500 mil pesos; la UABJO, presenta un adeudo en pensiones y pasivos laborales, por mil millones de pesos.

Por lo pronto, se trabaja en una reestructura financiera, porque los pasivos financieros de la máxima casa de estudios es insostenible, además de que se detectaron desvíos de recursos federales, por medio de auditorías que realizó la Auditoría Superior de la Federación (ASF), así como evasión de impuestos como el ISR que no fueron enterados al SAT.

Así, la deuda a largo plazo, en vez de ser de 15 mil 357 millones, es de 26 mil 700 millones de pesos, octubre del 2017. En diciembre de 2016 era de 27 mil 807 millones, es decir se redujo más de mil 100 millones en 1 año.

error: Contenido protegido !!