Edil de Tuxtepec echa mano de campañas negras y violencia política contra candidatas

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- Además de ser denunciado por el presunto uso de recursos públicos y programas sociales para su campaña de reelección, el edil de San Juan Bautista Tuxtepec, Fernando Bautista Dávila, fue denunciado por violencia política contra candidatas a cargos de elección popular.

Y es que el munícipe echa mano de publicaciones pagadas en medios de comunicación de la región de la Cuenca del Papaloapan, para denostar y descalificar a sus contrincantes electorales.

La dirigencia del Partido Morena anunció que ya alista la denuncia formal ante los órganos jurisdiccionales y ante el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), al emprender una campaña contra su candidata a edil, Karina Barón.

Lo mismo, la dirigencia del PRD alista una denuncia contra Bautista Dávila, por echar mano de recursos públicos para incurrir en violencia política contra sus candidatos a cargos de elección popular.

Oaxaca se encuentra entre las entidades del país que registra la mayor incidencia de violencia política contra las mujeres, y mientras se incrementa la participación de este sector en la vida pública y toma de decisiones, las agresiones se intensifican, advirtió la presidenta de la asociación Glifus Comunicaciones, Elva Narcia Cancino.

Sin embargo, a unos meses de que concluyan su gestión como síndicas, regidoras o presidentas municipales, 20 mujeres que fueron electas en el proceso comicial de 2016 aún no ven resueltas las denuncias interpuestas ante la Fiscalía Especial en Delitos Electorales por violencia política en su contra, además de que existen 35 quejas ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) que tampoco han sido resueltas.

De acuerdo con el Colectivo por la Ciudadanía de las Mujeres, muchos casos de violencia política que no se han visibilizado como tal y que por supuesto tienen todos los elementos para llevarlos a un juicio de derechos políticos y denuncia penal de ser necesario.

Anabel López Sánchez, integrante del Colectivo, refirió que la presidenta municipal de San Juan Ihualtepec, Lucía Pineda González, es uno de los claros ejemplos del impacto de la violencia política en la administración pública, ya que hasta el momento, producto de la violencia en su contra, no ha podido ejercer recursos del Ramo 33 correspondientes a obra.

El hecho tuvo el acompañamiento de la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña (SMO), pero hasta el momento el conflicto no ha sido superado.

En lo que va del proceso electoral 2018, tres mujeres denunciaron de manera pública ser víctimas de violencia política por exclusión en candidaturas y asignación de estos espacios a hombres.

En estos casos se enlista la aspirante a la presidencia municipal por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Mónica Ríos López, quien denunció que fue objeto de violencia política por el edil, Jesús Castro Marcial, quien decidió reelegirse a pesar de que –dijo– la candidatura le corresponde a una mujer.

 

 

error: Contenido protegido !!