Disputa agraria en los Mixes deja 1 muerto, 10 heridos, 2 desaparecidos y 4 mujeres retenidas

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax.- La disputa agraria entre las comunidades de San Pedro y San Pablo Ayutla con Tamazulapan del Espíritu Santo, en la región Mixe, derivó en un enfrentamiento que dejó como saldo un muerto, 10 heridos, entre ellos un policía estatal; dos desaparecidos y cuatro mujeres retenidas.

Según informes de los cuerpos de seguridad, a las 13:22 horas se tomó conocimiento que pobladores retuvieron una unidad oficial de la Policía Estatal en el paraje denominado “El Manantial”, ubicado en la zona de conflicto de las comunidades de San Pablo y San Pedro, Ayutla y Tamazulapam del Espíritu Santo, Mixes.

El policía estatal lesionado es Víctor Vásquez Eloy, el cual recibió un disparo de arma de fuego en la cabeza y fue traslado al hospital general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la capital del Estado.

A las 14:15 horas, se reportó al servicio de emergencias 911, que en paraje El Manantial, trasladaron a 10 personas las cuales salieron lesionadas con impactos de arma de fuego en la confrontación que tuvieron habitantes de ambos municipios con destino a Tlacolula de Matamoros.

Minutos más tarde, cerca de las 14:33 horas, al servicio de emergencias 911 se recibió una llamada telefónica del número 951 128 98 27, la cual les mencionó que a la Iglesia de Ayutla, Mixes, estaban trasladando a los lesionados y entre ellos había dos policías, pero desconocían a qué corporación pertenecían.

En tanto, una persona identificada como Luis Juan Guadalupe, presidente del Comité de Padres de Familia de la Escuela Primaria “Juvkyajten”, perdió la vida a causa de las lesiones producidas por arma de fuego.

De igual forma, reportaron cinco personas lesionadas, entre ellos el representante de Bienes Comunales de San Pedro y San Pablo Ayutla, Faustino Atanasio Hernández y su hijo César Atanasio Hernández, quienes además fueron reportados como “desaparecidos”.

En tanto que las señoras Rosario López, Martha López, Evodia González Ramírez y Estela Galván fueron retenidas por comuneros de Tamazulapan del Espíritu Santo, precisamente en la zona limítrofe. Sin embargo, al momento, no hay una versión oficial sobre los hechos.

Cabe recordar que el pasado 31 de mayo, mujeres de la comunidad de San Pedro y San Pablo Ayutla, denunciaron que pobladores de Tamazulapan del Espíritu Santo les destruyeron casas de comuneras y los despojaron de sus tierras, por lo que exigieron la intervención del gobierno estatal para que atienda el conflicto y evite hechos de violencia.

San Pedro y San Pablo Ayutla sostienen un conflicto con Tamazulapan del Espíritu Santo por la disputa de un paraje en el que brota un manantial, además por los terrenos de la zona conocida como Rancho Ardilla, Don Cipriano-El Capulín y Rancho Minas.

Y es que un grupo de pobladores de Tamazulapan del Espíritu Santo se instaló en los terrenos en disputa, por lo que los habitantes de San Pedro y San Pablo Ayutla instalaron un bloqueo sobre la carretera federal Ayutla-Oaxaca y en la autopista a la altura de la laguna.

Por lo pronto, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, además de llamar a las autoridades de dichos municipios a buscar una solución pacífica a sus litigios, pidió a la Secretaría general de Gobierno (Segego) que implemente y coordine mesas de trabajo resolutivas que atiendan en forma integral el conflicto entre las comunidades mixes, ante el riesgo de que se presenten violaciones a derechos humanos de imposible reparación.

De igual forma, solicitó a la Fiscalía General y a la Secretaría de Seguridad Pública estatales que realicen acciones coordinadas que permitan garantizar la seguridad en la zona de conflicto, y que salvaguarden la integridad, bienes y derechos de los pobladores de ambas comunidades.

Aun cuando, también la Defensoría de los Derechos Humanos, insistió en que el conflicto sea atendido a la brevedad, incurrió en omisión debido a que no actuó con prontitud y ahora reclama acciones.

Pese a ello, advirtió que se genera una serie de violaciones a derechos humanos entre los habitantes de los dos pueblos en conflicto, que incluso han derivado en enfrentamientos armados.

Entre los derechos vulnerados está el correspondiente a la libertad, ya que algunos pobladores de San Pedro y San Pablo Ayutla que se han negado a realizar guardias en los puntos de bloqueo fueron encarcelados por la autoridad municipal.

error: Contenido protegido !!